Cartas desde Venecia 3

Venezia 1 de marzo de 2016

Queridos amigos,

ya estamos en marzo, vine en enero y febrero ha pasado ya al recuerdo a pesar de ser año bisiesto, por pasar ha pasado hasta el día de Andalucía. No sé cómo hacer para ralentizar el tiempo, lo que creía que sería una prolongada estancia en la que los días y la quietud se remansarían permitiéndome disfrutar de esta ciudad, ha ido convirtiéndose en una secuencia rápida de actos y eventos que apenas me dejan tiempo suficiente para poder escribir estas apresuradas cartas. De todos es conocido ese extraño efecto que se produce en los viajes en los que el primer día parece interminable mientras el resto se sucede con una aceleración manifiesta. Hace ya tiempo que estoy instalado en la velocidad de crucero de mi estancia en Venecia.

En una entrevista que le hicieron a Francoise Truffaut, uno de los directores de cine más reconocidos de mi época de cine de vanguardia en el Club de Radio Vida, a finales de los años sesenta, Truffaut declaraba que ponía en todas sus películas algún dato práctico que le sirviera a los espectadores, así si no les gustaba su film, decía, siempre podrían sacar alguna enseñanza. Ponía como ejemplo una película en la que mostraba como untar mantequilla en una tostada de pan de molde sin que se rompiera, bastaba con poner otro pan de molde debajo del anterior. Yo no quiero ser menos precavido que Francoise Truffaut y en esta tercera carta voy a desvelar, como aprendizaje y elemento objetivamente positivo que justifique la lectura, la fórmula para hacer un buen “spritz”, la copa favorita de los venecianos que, como refleja su nombre, tiene ascendencia austriaca aunque sea aquí dónde ha tomado cuerpo y definitiva entidad, donde se ha enraizado.

Porcentajes y componentes del SPRITZ:

Vino blanco seco espumoso (prosecco), un aperitivo levemente alcohólico de color rojo (son los más usuales el aperol, suave y dulce, o el campari, seco y con más grados ), agua gaseada o seltz (acqua frizzante), aceituna con hueso, media rodaja de naranja, un palillo de madera y cubitos de hielo a discreción. Su preparación es inmediata, los tres elementos se mezclan en tres partes iguales, se le añade media rodaja de naranja, cubitos de hielo a discreción y se mueve con el palillo en el que previamente se ha pinchado en su extremo sumergido una aceituna.

Pages: 1 2 3 4 5 6

Login

Contraseña perdida?