Cartas desde Venecia 6

Para corroborar esta desmesura veneciana, Soledad, Alberto y yo fuimos a Campo Santi Giovanni e Paolo, uno de los más suntuoso y bellos de la ciudad. Plaza demediada por el canal y la fondamenta Mendicanti, donde se unen formando un rincón la Scuola Grande di San Marco, de fachada de mármol del siglo XV con cuadros en perspectivas y la inmensa iglesia que da nombre a la plaza, la basílica de Santi Giovanni e Paolo. Todo es desmedido en este punto, tanto las dimensiones como la belleza de la arquitectura. Cuando giras alrededor de la montaña de ladrillos del templo te sorprende el tamaño increíble de las paredes que cierran la nave del crucero de la basílica, elementos arquitectónicos que se insertan en el paisaje urbano con la desmesura de un paisaje de montaña.

Unos pasos más adelante, andando por la estrecha “Barbaria de le Tole”, encontramos a la izquierda la Chiesa di Santa Maria dei Dereletti, también llamada “del Ospedaletto”. Una fachada de piedra que avanza sobre la estrecha calle Barbaria y que parece ser la causa de esta denominación. Es un alzado volumétrico compuesto por cuatro pilastras que con un plano inclinado avanzan amenazadoramente sobre la calle y concluyen en cuatro máscaras grotescas (del estilo de las grutas romanas) y una cornisa que ocupa y ensombrece gran parte de la calle. En un segundo nivel aparecen cuatro gigantes que a modo de atlantes se encorvan por el peso de la segunda cornisa y asoman sus rostros fatigados sobre la “strada”. El tercer nivel culmina, allá lejos, sobre la estrecha cinta de cielo que se ve desde abajo con otras cuatro esculturas correspondientes a otras tantas vírgenes. La iglesia no es bella aunque es un buen ejemplo de la desmesura, a veces grotesca y carnavalesca, que caracteriza la arquitectura veneciana. Es una obra del siglo XVII y su autor es Gabrielle Bignoli.

Una tipología muy característica de la ciudad es la de las Escuelas Grandes, asociaciones medievales de carácter religioso del siglo XII dedicadas a la caridad. Una serie de “ONGs” históricas que alcanzaron un enorme poder político durante la república independiente de la “Serenísima”, cuando llegaron a constituir el “Consejo de los diez” como órgano delegado del poder. Como su nombre indica realizaban una labor didáctica de difusión religiosa, la mayoría de las existentes fueron construidas durante los siglos XV y XVI, en la actualidad son organismos culturales que enriquecen la vida social de la ciudad. Han desarrollado un modelo formado por dos grandes salas, una en planta baja y otra en planta alta, relacionadas mediante escaleras monumentales de grandes dimensiones. Las dos salas superpuestas tienen una magnitud sorprendente, mayor que muchos de los campos de Venecia, la de planta baja suele tener grandes pilares centrales y se utiliza como vestíbulo, mientras que la superior constituye la Sala del Consejo, un espacio multifuncional en el que predomina el uso religioso y político. Es en estas habitaciones donde se concentran los mayores tesoros pictóricos de Venecia. Quizás las más destacadas sean las Escuelas Grandes de San Marco y San Rocco.

Pages: 1 2 3 4 5

Login

Contraseña perdida?