Cuento de Navidad 03

Desafortunadamente Italo Calvino olvidó citar a Neleb entre sus Ciudades Invisibles, error que trato de subsanar con este breve texto. Neleb, ciudad complementaria, contigua y simétrica a todas las ciudades del mundo. Ciudad de acontecimientos extraordinarios. Ciudad de la memoria y el aniversario. Ciudad de la representación. Aquí todo el mundo interpreta un papel. El día que se estropeó la fragua y estuve deambulando por el valle observé que la ciudad es vectorial, me refiero a que existe un solo sentido en su presentación. Todos, incluyo en este término a nubes, estrellas, luna, montañas, rocas, castillos, palacios, establo, casas, animales y personas, es decir, todo y todos dan “cara” hacia el enigmático vacío del barranco. Ciudad que se tensa como la tela de un bastidor entre el Levante y el Poniente, entre Oriente y Occidente. Las casas están incompletas y las fachadas que dan hacia las montañas o no existen, las casas están seccionadas, o no están pintadas y tienen agujeros por donde salen manojos de cables, de forma que si te sitúas de espaldas al barranco la aldea luce acabada y en todo su esplendor, cada figurante ofrece su mejor cara y se diría que los grupos de pastores, romanos o nobles, se abren en forma de herradura para ser mejor vistos desde allí. En cambio, en el otro sentido mi aldea se deshilacha, aparece la tramoya, los adhesivos y los alambres, el pegamento, y hasta sus habitantes y sus atuendos aparecen descosidos. Como si se tratara de un frigorífico tras el frente orientado hacia el Levante, perfectamente pintado y acabado, se esconde la tras-ciudad, la trastienda de la ciudad, la “otra” ciudad. No me refiero a que exista una periferia que coloniza nuevos terrenos al campo y que frente a la consolidación del centro aglutina la marginalidad inherente a toda urbe sino a que Neleb es una ciudad teatral en la que cada objeto y cada actor cuentan con dos mitades, la visible y la oculta, que, y esto es lo más curioso, siempre están dispuestas en el mismo sentido. Ciudad demediada de extraños contrastes en donde, por momentos, me siento en el interior de un estudio cinematográfico.

Pages: 1 2 3 4 5

Login

Contraseña perdida?