Cuento de Navidad 11

Mi madre estaba callada, ensimismada, como solía decir el abuelo, mientras mi padre hacía muchas preguntas. Lo más extraño de todo es que me desnudaron y me acostaron en la cama pero no para dormir sino para tocarme por todos lados, en la nuca, debajo de los brazos, en las ingles; a veces me hacían cosquillas y me reía. Cuando me vistieron uno de los hombres que estaba sentado en la mesa le dio a mis padres unos papeles, fue cuando oí por primera vez hablar de una profesión que no conocía: -Es una cita para ver al especialista- dijo la mujer que me había hecho cosquillas con sus manos frías. Yo conocía a los médicos, a las enfermeras, a los maestros, a los taxistas, al camarero del bar, a los arquitectos amigos de mi padre, al fontanero, al cartero…, pero no conocía a los especialistas, ¿qué harían esas personas?, ¿especialidades?, pensé.

Desde aquel día dejé de ir al colegio y me quedé solo en casa, bueno, con la abuela María que venía todas las mañanas antes que mis padres se fueran a trabajar. Tuve que aprender a jugar solo, hasta que los niños de la casa volvían del colegio. La abuela no jugaba conmigo, no sabía y me daba lástima porque lloraba todo el tiempo, la pobre es muy mayor. Un día mi padre me dijo que tenía que hablar conmigo seriamente, y eso no era bueno ya que cada vez que lo decía me regañaba, pero aquel día la conversación fue distinta.

-Ángel, ya eres mayor, casi un hombre –me pareció algo exagerado pero me callé- y puedes comprender las cosas y han ocurrido tantas que tengo que hablar contigo-. Mi madre de pie miraba hacia adelante, a un punto determinado de la pared que no pude localizar, mientras, mi padre me tenía en brazos y con su mano izquierda cobijaba mis dos manos, sus manos seguían siendo enormes. Me gustaba que me hablara y me tomara las manos, con él tenía menos confianza que con mi madre. Yo creí que me iba a hablar de enfermedades y de dolores, de los especialistas, de los continuos pinchazos que me daban en las casas-oficinas que visitábamos ya casi todos los días, pero no fue así.

Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Login

Contraseña perdida?