Cuento de Navidad 11

Los que nos visitan tienen una idea equivocada de esta casa, cuando ellos vienen en las horas de visita siempre hay mucha gente y una gran animación, como cuando vinieron los jugadores del equipo de futbol con sus banderines, balones y periodistas, y me escondí para no salir en el periódico del día siguiente, como me había advertido Rafa. Aquí se suceden muchos días y cada uno tiene muchas horas para pensar, de noche dormimos poco y entrecortadamente, algunos aspirantes a ángel se despiertan llorando desde la profundidad de su perplejidad, como dice el tío Antonio: -la felicidad se comparte pero el dolor no, el dolor se sufre siempre en soledad-. Es durante esas horas cuando pienso en la transmutación de niño a ángel, en la metamorfosis que se está operando en mi cuerpo y es entonces, abrumado por el dolor de tripa, cuando caigo en la cuenta de que igual que los ángeles hay muchos animales que nacen de una forma y se convierten en otra, incluso las naranjas de los árboles de la calle se colorean en noviembre cuando llevan ya casi un año en el árbol, camufladas de verde. Los gusanos de seda nacen mínimos y comiendo las hojas de las moreras, ¡qué placer ver como recortan metódicamente su borde!, pronto se convierten en blancos gusanos gordos que se dirigen a una esquina de la caja de cartón y tejen con un único hilo de seda una cápsula en la que quedarán encerrados hasta la aparición de un pequeño animal alado y blanco, más parecido a una polilla que a una mariposa. Como los magos de los circos la naturaleza requiere del misterio y de la ocultación para operar la transformación, visto y no visto, al mago que se escondió tras la cortina que pende de un aro metálico lo sustituyó una mujer rubia casi encueros. Sé que lo que me sucede es bueno pero casi todas las noches, cuando me tapo la cabeza con la sábana y nadie me ve, lloro pensando en mi vida anterior, en mis amigos del cole. Puestos a elegir preferiría mantener mi forma de gusano humano frente a la de crisálida angelical. ¿Por qué yo?, pienso a veces.

Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Login

Contraseña perdida?