El cuento cuatro mil trescientos ochenta y cuatro

Hola,      llaman y              veinticuatro.        Estoy     en           celda     una         de,          que        con         caso       digno     estudio,                 rezan     encabezamientos             nuestros               médicos.              comenzó              día          cumplí   años       creí                 una         fantástica             me          disfrutar                de           vida        de           recuerdos,           entonces                 memoria               aquellos               años       reducida              una        de           que        entre      cinco     los          años.                ,               si             comparamos      la            de           transcurrido:       mil          ochenta                siete,      tres                 doscientos           y              noches,                 otoños,  inviernos…         a             pocos    que        siquiera localizar                 el,           qué        rendimiento         tantos   vividos.

Hola,      me          “K”          tengo     años.      encerrado            la            de           casa       salud,    comparto             otro        clínico   de,                 según    los          de           informes.              Todo      el            que        nueve    y              tener      idea       que        haría                 plenamente         mi           y              mis,        hasta     mi           de           primeros               estaba   a             serie                 momentos           sucedieron          los          y              nueve.   Nada,   lo            con         cantidad              tiempo:                 tres         doscientos           y              días,       mil          ochenta                siete,      nueve,   nueve …               Reducidos                 unos       hechos ni            sabía     en tiempo,           poco      a             instantes.

¡Perdón!,              a             el            o             de           tiempos                que        mis         en           orden para           ustedes                 entenderme.       tan          a             con,        con         compañero celda,             muchas                me          de                 dificultad              tiene      los          mi           de actual.

¡Perdón!,              voy         conectar               bitáfono                dictáfono              dos         para       transcriba            palabras               el                 habitual                que        puedan.                Estoy     acostumbrado    comunicarme     Funes,   mi           de,                 que        veces olvido        la            que        para       demás   forma     expresión.

*** – Hola, me llaman “K” y tengo veinticuatro años. Estoy encerrado en la celda de una casa de salud, celda que comparto con otro caso clínico digno de estudio, según rezan los encabezamientos de nuestros informes médicos. Todo comenzó el día que cumplí nueve años y creí tener una idea fantástica que me haría disfrutar plenamente de mi vida y de mis recuerdos, hasta entonces mi memoria de aquellos primeros años estaba reducida a una serie de momentos que sucedieron entre los cinco y los nueve años, total, nada. Nada, si lo comparamos con la cantidad de tiempo transcurrido: tres mil doscientos ochenta y siete días, tres mil doscientos ochenta y siete noches, nueve otoños, nueve inviernos… Reducidos a unos pocos hechos que ni siquiera sabía localizar en el tiempo, ¡qué poco rendimiento a tantos instantes vividos!

Pages: 1 2 3 4 5 6 7

Login

Contraseña perdida?