¿Memorias superpuestas?

Hoy he soñado que había cometido un crimen aunque el yo del sueño era una persona distinta a mí. En mi conciencia el asesinato estaba justificado pero me encontraba inquieto, casi horrorizado, por haber tenido que llegar hasta ese punto. Los restos del cuerpo los había ocultado bajo el agua, en el puerto de Sevilla. Creo recordar que aprovechando mis conocimientos hidráulicos los había introducido en la maquinaria que mueve las compuertas de la esclusa. En el sueño conocía e identificaba cada émbolo, cada conducto, cada palanca…, tuve que desatornillar una oxidada plancha de acero, sabía que allí había un hueco suficiente para alojar el cuerpo desmembrado de la víctima y que nadie lo encontraría, haría falta tener mis conocimientos para dar con aquel escondite.

Me desperté a las cinco de la mañana con fuertes ardores de estómago y una extraña certeza que jamás había sentido anteriormente: mientras escondía a su víctima el criminal (yo) de mi sueño recordaba hechos de su vida. Debía ser una persona mayor porque su memoria de paisajes, lugares, cosas, personas y hechos, era casi infinita. La situación extrema en la que se encontraba le suscitaba una continua revisión de su vida. Ninguno de sus recuerdos tenía nada de común con los míos, era una persona completamente diferente, autónoma, extraña. ¿Cómo era posible que yo reconociera tal cantidad de datos y vivencias ajenas?, recuerdos que sólo se pueden adquirir tras haber vivido una larga vida. ¿Es posible que la verosimilitud de un sueño genere tal cantidad de historias conectadas? El asesino recordaba a la vez hechos reales, vividos, y películas o novelas que en algún momento de su vida había visto o leído. ¿Dónde se encuentra la fuente de aquella memoria vital que me era tan ajena? Desde mi nacimiento mi cerebro ha ido acumulando hechos pero nunca ha entrado en contacto con otras memorias, eso creo que aún no es posible. Sé muy bien qué recuerdos me pertenecen y cuáles no.

Ahora estoy algo desasosegado, dudo entre la improbable posibilidad de que mi mente haya inventado toda esa memoria para dar coherencia al sueño, o que mi cerebro almacene otras memorias que utiliza de forma inconsciente. ¿Habré vivido alguna vez en el cuerpo de un asesino?

Nunca he estado en la esclusa que abre el Puerto de Sevilla y mi desconocimiento sobre su maquinaria es total.

 

Login

Contraseña perdida?