Mirlo ausente o la intromisión del visitante

26 de septiembre, diez y quince de la mañana Un gran navío rosa navega sobre un encrespado mar verde. El breve marco de la ventana trata de acotar el escenario de  aquello que acontece sin trascendencia alguna. El navío se desplaza impulsado por los primeros rayos solares. La mañana tiene la calma extenuada que siempre sucede a todas las tempestades …

Login

Contraseña perdida?