Pongamos que hablo de NYC

Martes quince de  febrero de dos mil cinco … 8:30 am. Un incesante  silencio y un punzante rayo de sol peinado por unas cortinas de foscurit  me despertaron, sólo en una habitación de dos camas sin hacer. Una rasante luz por debajo de una puerta contigua que desvelaba la suciedad de una moqueta parda, y una sombra que iba y …

Login

Contraseña perdida?